3 mitos sobre el (temido) Slim Fit

3 mitos sobre el (temido) Slim Fit

Sabemos lo que te provoca escuchar el término Slim Fit cuando nunca lo has probado. Ese rechazo absoluto a una camisa que puede gustarte mucho, pero que no te atreverás ni siquiera a probártela. Por eso quisimos escribir este blog sobre los 3 mitos más comunes sobre el Slim Fit.

El Slim Fit es solo para modelos

¡Esto es tan falso como decir que a un Ferrari solo lo puede conducir un piloto de Fórmula 1! El Slim Fit no es más que un corte que, si es de tu talla correcta, te hará lucir mejor porque se amoldará a tu cuerpo de tal forma que no parecerá que estás nadando dentro de tu camisa. La mayoría de los hombres tenemos la mala costumbre de usar una o dos tallas arriba de lo apropiado. ¡Una talla adecuada del corte Slim Fit hará que te veas mejor que nunca!

Slim Fit significa pegado al cuerpo

¡Incorrecto! Un traje de neopreno o unos shorts de ciclismo te quedan pegados al cuerpo, pero una camisa Slim Fit no. De hecho, una camisa de tu talla  ideal con este corte será lo más cómodo que te hayas probado jamás: no te restringirá movimiento alguno y no te incomodará en ninguna posición.

En Slim Fit debo comprar una talla arriba de lo normal

¡Error! El efecto positivo que una camisa Slim Fit causará en tu imagen se perderá por completo si no usas tu talla correcta. Nunca usarías pantalones o jeans tan largos que se arrastraran por el piso, ¿correcto? Usar una camisa que no es de tu talla se ve tan mal como eso.

 

Entendemos que los cambios no son fáciles, pero ¡cambiar es la única forma de mejorar! En Bacabes, nos dimos a la tarea de crear la camisa que mejor te quede y con la que mejor te sientas. Por eso, trabajamos por meses con sastres y maquileros nacionales para encontrar un molde que se ajustara a la perfección al tipo de cuerpo mexicano, ni tan pegado como las camisas europeas, ni tan holgado como las americanas. Descúbrelo en bacabes.com/collections/todas-nuestras-camisas

Size Chart

0 comentarios

Escribe un comentario